Preparar la llegada de un hermanito o hermanita a casa

Publicado por allassein en

La alegría por la llegada de un nuevo hijo se puede ver empañada por la preocupación por las reacciones que nos imaginamos tendrá nuestro primer hijo.

¿Tendrá celos? ¿le provocará algún cambio en su conducta? ¿retrocederá en su desarrollo? ¿qué debemos hacer para que no le cause problemas?

Preguntas como estas rondan en la mente de los padres que esperan un segundo o tercer hijo. Y como en todo lo que tiene que ver con la mente humana no hay recetas únicas que se apliquen a todos, pero sí les quiero compartir algunas sugerencias, que les pueden ayudar. Siempre recordando que cada niño es diferente a otro y que quizá lo que funcionó con uno no funcionará con el otro. Lo importante es ir buscando y probando lo que sirva para tú hijo.

  1. Es importante considerar la edad que tiene tu hijo en el momento que queda embarazada la madre. Si es un niño menor de 18 meses no será necesario que le expliquemos que llegará un hermanito, porque está en una etapa en la que cada día va descubriendo cosas nuevas tanto en su casa como fuera de ella. Por lo que, la “aparición de su hermano” será algo nuevo en su entorno.
  2. Si tu hijo es mayor de 2 años sí será necesario que vayan explicándole que llegará un hermanito y explicarle poco a poco todo lo que eso incluye: ¿qué es un hermano? ¿cómo podría cambiar su vida? Por ejemplo, que tendrá alguien con quien jugar, pero que también mamá tendrá que cuidarlo.
  3. Otro aspecto importante es no utilizar mensajes que le hagan sentirse responsable de su hermanito: “tú eres el mayor y tienes que cuidar de tu hermanito”. Los niños no tienen responsabilidades con sus hermanos, son niños solo un poco más grandes. Algunos niños pueden tomar esto como una carga y sentir rechazo a la presencia de sus hermanitos.
  4. Aunque en los niños pequeños la noción de tiempo está en desarrollo, si sería bueno darle ejemplos de cómo el tiempo de los padres se distribuirá entre sus hijos: “voy a tener tiempo para darle la leche a tu hermanito mientras tanto tu puedes acompañarnos o puedes estar jugando” “tu hermanito necesitará que le cambie el pañal” “contigo saldré al parque a jugar y tu hermanito se quedará en casa porque no puede salir siendo tan pequeño” “vamos a jugar con tus juguetes, tu hermanito aún no podrá jugar con nosotros, cuando crezca un poco más podrá participar”, etc.
  5. Un niño que ha crecido viendo que todo y todos están atentos a sus necesidades y solo le prestan atención a él, es lógico que le cueste aprender a compartir, y le tomará tiempo. Es un aprendizaje y por ello requiere que lo acompañemos hasta que adquiera este aprendizaje. Paciencia, mucha paciencia y tolerancia.
  6. ¿Qué hacer si agrede a su hermanito? Por supuesto, corregirlo, eso es necesario. Pero lo importante es saber cómo lo corregimos, es diferente decirle “¿por qué haces eso? Eres malo, no quieres a tu hermanito” a decirle “veo que estás celoso y te molesta que le ponga atención a tu hermano, pero ahora debo estar con él, y después podemos estar solos tú y yo”.
  7. Es importante crear “tiempos especiales”, es decir, separar tiempo en el día o semana en los que los padres puedan estar solo con el hijo mayor. La madre puede salir al parque o jugar en casa con su hijo mayor, al igual que el padre. Habrá otros momentos en los que estén todos juntos, pero es muy poderoso darle a cada hijo su “tiempo especial”.

Estas son algunas recomendaciones, podría darles más, pero se nos haría muy larga la publicación. Además, cada caso es diferente.

Espero que les ayuden y si necesitan más orientación pueden hacer comentarios o escribirme a info@allasseinconsultorio.pe o escribirme por WhatsApp al (0051) 967743213.

Pregúntame por la Terapia de Acompañamiento Familiar y los Talleres de Disciplina Positiva para padres.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *